DEATH NOTE (2017): LO QUE ESTÁ BIEN Y LO QUE ESTÁ MAL

netflix death note

Death Note, el manga japonés creado por Tsugumi Ohba e ilustrado por Takeshi Obata, es una pieza de culto que se convirtió primero en anime allá por el año 2006, y luego en diversas películas (animadas y live action) en años posteriores. Fue y es un fenómeno que se replica en pantallas de todo el mundo, y hace apenas unas semanas hasta se estrenó marginalmente en algunos complejos cinematográficos Cinemark, a sala llena, para deleite de los fanáticos que siguen la serie a todos lados, no importa si en dibujo o carne y hueso. Netflix no era ajeno a dicho fenómeno, exhibiendo con gran repercusión entre sus suscriptores las temporadas animadas de la serie. Por eso no sorprende la decisión de hacer una ¿remake? ¿nueva adaptación? de la misma. Y el resultado es más que dispar, aunque posiblemente detrás de todo el odio de los fanboys haya un poco de exageración. A continuación, una lista de cosas que Netflix hizo bien y unas cuantas otras que hizo mal, a subjetividad de alguien que no es fanático de la serie.

1- BIEN: LA ADAPTACIÓN OCCIDENTAL

En días políticamente correctos en los que la palabra “whitewashing” arrasa las redes sociales (fundamentalmente las angloparlantes), era de esperarse una mínima controversia al estilo Ghost in the Shell (versión 2017). Pero lo cierto es que en la indignación generalizada hay mucho de capricho y otro tanto de pose: no tenía sentido hacer una adaptación nueva de Death Note live action con actores asiáticos y en Japón porque…. ¡esa adaptación ya existe! Y no sólo en una versión, sino en varias: basta con investigar un poco en IMDB para encontrar la versión de 2006 con actores, titulada también Death Note a secas, su continuación, su adaptación a una nueva serie remake (también live action), el spin-off Death Note: L Change the World (2008),  la otra adaptación de 2016 Death Note: Light up the new world y su posterior re-adaptación a miniserie, Death Note: New Generation. Todas ellas con actores y locaciones en Japón, todas con mayor o menor repercusión. Por ende, la llegada de apenas un film con actores occidentales, que traslada la acción de Japón a Seattle, USA, no debiera resultar tan escandaloso. Pero, fanáticos son fanáticos, y se sabe que la militancia opera desde la pasión, no la razón.

death note

2- MAL: ALGUNAS PIEZAS CLAVE DEL CASTING

Lo anterior no justifica la totalidad del casting occidental, sólo el concepto, y acá conviene hacer por ende un paréntesis: la elección de Natt Wolff como el personaje emblema de “Light” es tremendamente desacertada, y más aún lo es su caracterización: del universitario inteligente al estudiante de highschool adolescente e histérico hay un largo trecho, y aquí los realizadores se equivocaron. Gran parte del encanto de la serie original residía en la astucia de sus dos protagonistas-antagonistas, y eso es algo que se pierde completamente en la nueva versión. El otro personaje clave, “L” (interpretado por Lakeith Stanfield) también se diluye en apenas una caricatura, con un manierismo insoportable que funciona en el anime y la cultura asiática, pero se vuelve caprichoso e irritante en la piel de quien no pertenece a ella.

3- BIEN: WILLEM DAFOE COMO RYUK

Si bien el personaje aquí tiene algunos problemas, estos vienen del guión y no de la voz que presta el actor más conocido aquí presente, Willem Dafoe (La última tentación de Cristo, Spider-man). Su timbre resulta tan hipnótico como sus actuaciones, y le dan una presencia al personaje sin duda altamente necesaria. Cada vez que escuchamos a Ryuk entendemos perfectamente que estamos escuchando a un demonio. Si el personaje pierde algo de peso fruto de un sub-desarrollado guión, es otro tema que será enumerado en el siguiente punto.

4- MAL: EL GUIÓN

La pieza clave para que todo funcione… no funciona. La mala caracterización de algunos personajes antes mencionados, sumado a la caprichosa necesidad hollywoodense de “subir el volúmen hasta que llegue 11” y por ende, exagerar la destrucción y pronunciar más grotescamente las muertes, atenta contra el resultado final distrayendo de lo que en verdad importa, que es toda la cuestión filósifca detrás del planteo de la serie. ¿Es correcto que un ser humano tenga la posibilidad de jugar a ser Dios, castigando a quienes considera que se han descarriado? Es cierto, la original tampoco le daría mucha pelea a un ensayo de Heidegger, pero al menos parte de una idea siempre presente, en un mundo posmoderno donde la línea de la ética se desdibuja de manera constante. Aquí, nada de eso dice “presente”, sino que por el contrario brilla por su ausencia: quedan apenas ecos de ese planteo, que se reducen a escenas de acción, suspenso y terror, más efectistas que reflexivas.

5- BIEN: LA ESTÉTICA

Más cercana a una película de terror que a un anime, puede que no sea lo que los fanáticos esperaban pero bienvenido sea el cambio (de nuevo, ahí están las múltiples adaptaciones asiáticas para ver más de lo mismo una y otra vez). La decisión de hacer que Ryuk se manifieste siempre desde las sombras le otorga un estilo aún más tétrico al personaje, que exalta cada vez que aparece entre las tinieblas. Mientras que el mismo tratamiento no funciona para todo (el siguiente punto habla de ello), por momentos Death Note 2017 se beneficia de esta profundización del género.

6- MAL: EL EXCESIVO GORE

Si bien es comprensible que resulte tentador, con una libreta letal y todo el poder del mundo, decapitar o trozar y hasta explotar a alguien, lo que caracterizaba al personaje de Light original era, como dijimos antes, su astucia, y por ende asesinar llamando enormemente la atención del mundo entero no parece una decisión muy inteligente. Eso, sumado al hecho de que las muertes aquí parecen un mal chiste de Destino Final, y para esas ridiculeces ya existe toda una saga insoportable. No hacía falta.

EL VEREDICTO: REGULAR

Si bien la película de Adam Wingard (quien venía de mejor suerte con su You’re Next) por momentos entretiene, una suma de pésimas decisiones y notable desaciertos en el casting hacen que Death Note versión Netflix sea una entrada olvidable en la interminable saga. Posiblemente en apenas unos meses (o semanas) todos se estarán olvidando de la existencia de esta película, y quedará apenas como un mal paso que pudo haber funcionado, de no haber suavizado tanto el impacto de la idea original.

[su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=XqjewztCA_g”]

Comparte
0

Comments

comments