festival de cine alemán / SOMOS EL DILUVIO

somos el diluvio

Ciencia ficción, romance y misterio se enredan Somos el Diluvio, enigmática película de Sebastian Hilger. Pero esto no es Hollywood sino un film alemán que no necesita hacer concesiones ni explicar demasiado el porqué de las cosas: algunas intrigas serán reveladas, algunas preguntas encontrarán respuesta, pero para buena parte del largometraje el espectador necesitará hacer su interpretación de los hechos. La premisa parte de una idea desoladora: un mal día el mar se detiene en la costa de Windholm, y lo que es peor aún, todos los niños del pueblo desaparecen sin ninguna explicación. El porqué no queda en claro, y ni la ciencia tiene respuesta. Se sabe, simplemente, que hay un pueblo detenido en el tiempo, donde el sol parece también haberse ocultado para siempre.

Micha (Max Mauff) está obsesionado con resolver desde la ciencia el misterio que desvela a la nación entera, pero tiene sus problemas para conseguirlo: por un lado, no cuenta con el apoyo institucional de la comunidad científica, que continúa rechazando sus propuestas, y por el otro ya tampoco cuenta con su gran amor, Jana (Lana Cooper), quien le abandonó hace un año para seguir su carrera en Portugal. Pero las cosas toman un giro en su vida cuando finalmente decide tomar el toro por los cuernos: ignorando todo tipo de advertencias, atraviesa las barreras que separan al pueblo a través de un engaño, y le termina acompañando Jana, quien apenas había regresado para un adiós diluido. Es aquí cuando comienza el misterio, ni bien los personajes se encuentran con un pueblo desgarrado, triste y que ha perdido las esperanzas de poder volver a ver sus hijos.

Hilger narra con gran precisión los momentos más misteriosos de la película, a la vez que no olvida la carnalidad de sus personajes, que termina pesando más que el costado sci-fi. El director deja sin resolver algunas cuestiones, para que sea el espectador el encargado de llenar los espacios en blanco. Sin importar la interpretación posible, Somos el diluvio (Wir sind die Flut) es una disfrutable película que encuentra más preguntas que respuestas. Y así está bien.

Comparte
0

Comments

comments