especiales / LAS 7 PEORES PELÍCULAS BASADAS EN LA OBRA DE STEPHEN KING

stephen king

No será ningún Poe ni Lovecraft, pero lo cierto es que Stephen King es posiblemente el más célebre escritor de terror del Siglo XX y XXI, y como tal es quien más veces ha sido llevado a la pantalla grande. Gracias a la reciente miniserie de La Niebla, y el estreno de La Torre Oscura, sumado a la inminente nueva interpretación de It, su nombre está más vigente que nunca, y así como te contamos acá cuáles nos parecen las mejores películas basadas en sus novelas o cuentos, ahora vamos por la negativa y te comentamos cuáles son aquellas que definitivamente te conviene dejar pasar.

7- DREAMCATCHER: CAZADOR DE SUEÑOS (Dir: Lawrence Kasdan)

Uno de los proyectos más fallidos fue también uno bastante ambicioso, con codiciadas figuras de la industria tanto delante como detrás de cámara. Delante, con las actuaciones de Morgan Freeman, Thomas Jane, Jason Lee y Timothy Olyphant (estos últimos tres, en la época, estaban casi en la cresta de la ola) y detrás, con la dirección y guión de Lawrence Kasdan, que aunque no suene su nombre como reconocido autor, es el escritor que estuvo detrás de los guiones para George Lucas en varias de sus Star Wars (El Imperio Contrataca, El Retorno del Jedi), para Spielberg detrás de Indiana Jones (En busca del arca perdida) y por su cuenta detrás de la injustamente olvidada Wyatt Earp, y esa pequeña joya indie que fue Mumford (1999). Eso explica el desconcierto ante una película tan despareja, caótica y por consecuencia, completamente olvidable. Basada en una novela de Stephen King de la cual el mismo escritor se terminó arrepintiendo, Dreamcatcher es una historia de un grupo de amigos ahora adultos que en medio de un viaje de vacaciones en la nieve se encuentran con un parásito alienígena que comienza a aniquilarlos sin piedad. No llega a ser una oportunidad desperdiciada, porque se podría argumentar que jamás hubo una oportunidad de hacer algo interesante de acuerdo al planteo original de King.

stephen king

6- RIDING THE BULLET (Dir: Mick Garris)

Tampoco es una de las mejores obras de King, pero ciertamente no una de las peores. En otras palabras: con algunos cambios aquí y allá, quizás se podría haber hecho algo interesante. Pero el director Mick Garris no es de tomar demasiados riesgos (ya adaptó reiteradas veces a Stephen King con variados resultados), y lleva al formato cinematográfico un guión que intenta profundizar el tema de cómo los humanos sobrellevamos la muerte, y no sale airoso de la reflexión. Garris narra la historia de un hombre que, cuando se entera que su madre está muriendo, decide ir a verla y en el camino se topa con un extraño que parece guardar más de un oscuro secreto. El resultado es aburrido y por ende, desechable.

stephen king

5- MAXIMUM OVERDRIVE (Dir: Stephen King)

Si hay algo para reconocerle al autor de Carrie en sus tropiezos, es que no sólo sabe reconocerlos sino que también aprende de ellos. Con el entusiasmo por las múltiples adaptaciones y regalías que estaba recibiendo, en los 80s fue el propio escritor quien se lanzó a la aventura y pensó que no había nadie mejor que él mismo para adaptar uno de sus libros a la pantalla grande. Grave error. El propio autor terminaría reconociendo que quiso “aprender en semanas lo que a otros les lleva años” (refiriéndose, claro, al oficio de director), y por ello la película fue un desastre. Basada en su cuento corto “Trucks”, la película narra el catastrófico momento en la historia de la humanidad en la que los camiones se rebelan y… bueno, eso. El cuento es divertido. La película no.

4- CREEPSHOW 2 (Dir: Michael Gornick)

Posiblemente la más aceptable de la lista, pero que igualmente guarda un infame lugar aquí puesto a que es la continuación de lo que fue una buena película. Si bien tiene sus momentos, este film ya no contó con la mano maestra del recordado George Romero (QEPD), quien apenas ofició de productor. El terror es desparejo, Tom Savini vuelve a hacer magia con sus efectos especiales y el propio King escogió las nuevas historias, pero algo se perdió. El tiempo parió una Creepshow 3, aunque ya sin la intervención de ninguno de los anteriores mencionados, y es material que ni vale la pena detenerse a repasar (ni siquiera en una lista de lo peor de…)

3- SLEEPWALKERS (Dir: Mick Garris)

La primer adaptación del responsable de más de seis películas del universo King, de las cuales ni siquiera una es buena. Mick Garris tiene un talento para no saber cómo interpretar al autor de Cementerio de Animales, pero aún así seguir intentándolo sin éxito. Esta historia de hombres-gato que son apenas un sustituto del mito del hombre-lobo es ridícula, aunque no en el buen sentido. King es un maestro también del ridículo, pero lo que en texto funciona no se traduce automáticamente a cine, y la mano de un director mediocre no ayuda mucho en esto.

stephen king

2- CARRIE (2013) (Dir: Kimberly Peirce)

La primer remake (o “nueva adaptación”) de un clásico que no necesitaba una relectura es, también, una enorme falta de respeto a la original. Como las nuevas generaciones no conocen el nombre de Brian De Palma, parece que los estudios decidieron que era hora de actualizar la oscura fábula de la chica con telekinesis que, presa del bullying, un mal día decide terminar con todos sus compañeritos. Para ello le encargaron la dirección a Kimberly Pierce, que fue incapaz de siquiera separar demasiado la historia de la original, ni mucho menos agregarle algo nuevo.

1- THE SHINING (1996) (Dir: Mick Garris)

En palabras del autor, su “versión favorita” de la historia del fantasmagórico hotel, es una adaptación más fiel al libro, lo cual no se traduce en que sea una mejor interpretación del mismo. Por el contrario, la película de Mick Garris no falla tan sólo en comparación a la obra maestra de Kubrick, sino que se hunde por mérito propio. Carece totalmente de la sutileza (por momentos) y el horror de la original, y los actores pierden en la comparación (no era fácil, estando del otro lado Jack Nicholson y la sufrida Shelley Duvall). Una falta de respeto que, por suerte, el tiempo dejó atrás en el olvido.

Comparte
0

Comments

comments