especiales / TOP 5 PELÍCULAS DE ESPÍAS EN LA GUERRA FRÍA

espías

Si te gustaron los espías de Atómica, deberías saber no sólo que antes que ella hay una serie de films que versan sobre el mismo tema (espionaje en contexto de guerra fría) sino que además, muchos de ellos son mejores. La inteligencia y contra-inteligencia de los diferentes bandos más de una vez se entrecruzó entre agentes y doble agentes, secretos, agendas ocultas y, claro, muchas mentiras. A continuación, un top 5 de películas que no deberías dejar de ver, si te gusta este subgénero del thriller.

5- EL ESPÍA QUE VINO DEL FRÍO (The Spy Who Came in From the Cold, 1965)

John LeCarré fue el Tom Clancy de su época, y fue este vehículo quien mejor lo representó en la cinematografía de su momento. El Espía que vino del frío incluye todos los elementos típicos del género (agentes encubiertos, mentiras que parecen verdades, y muchas vueltas de tuerca) y sentó las bases de cómo se debía filmar una pieza de este estilo. Richard Burton interpreta a un espía británico que es reclutado por Alemania Oriental para trabajar en conjunto con el Soviet. Pero de hecho, su verdadero rol allí es el de un desinformante, esparciendo datos falsos acerca de los intereses de Occidente.  La película que deja en claro que los espías llevan vidas completamente solitarias, y están destinados a un siempre trágico final.

espías

4- CORTINA RASGADA (Torn Curtain, 1966)

En la década del 60, el tema de la Guerra Fría estaba tan presente en la cultura popular, que fue hasta el propio Hitchcock quien decidió dar cátedra en el género. Cortina Rasgada no es una de sus películas más recordadas, pero esto se debe a que es simplemente una buena película, aún si no lo suficiente como para ser incluida en los libros de historia cinematográfica (mientras que, claro, buena parte del resto de su filmografía sí lo es). Aunque en un principio Hitch quería una vez más a Cary Grant (quien había realizado una labor similar en su gran North by Northwest), pero se tuvo que contentar con la presencia de Paul Newman y Julie Andrews. Que, dicho de sea de paso, de todos modos eran dos de las estrellas más cotizadas de la época.  Newman interpreta a un físico americano que pretende trabajar como desertor para la Unión Soviética, pero que en verdad está robando datos para servir a su país. Suspenso, tensión y buenos diálogos hacen que haya quienes consideran ésta la última “buena” película de Hitchcock. Ciertamente, se sostiene mejor que Topaz, su otra incursión en el género de espías de la Guerra Fría.

espías

3- EL CANDIDATO DEL MIEDO (The Manchurian Candidate, 1962)

John Frankenheimer, ese héroe a menudo olvidado del cine de acción y suspenso, dirige con precisión esta historia sobre un prisionero de Guerra que cae víctima de un lavado de cerebro, para perpetrar un malévolo plan de acción comunista. Paranoia en estado puro: el eventual asesino no es quien dice ser, y para colmo no es su culpa, porque ni siquiera sus acciones suceden por voluntad propia. Tuvo una remake allá por el año 2004 bajo la dirección de Jonathan Demme, que aunque no estuvo mal no pudo agregar nada ni mucho menos competirle al clásico.

espías

2- PUENTE DE ESPÍAS (Bridge of spies, 2015)

Spielberg dirige con maestría y bienvenido clasicismo esta película sobre agentes secretos, espías y secretos de uno y otro lado del muro. Cuando un abogado americano (Tom Hanks) es reclutado por el Gobierno de los Estados Unidos para defender a un espía soviético ante la Corte, y posteriormente ayudar en el intercambio de un rehén por otro: dicho espía a cambio de un héroe de Guerra que ha caído en las garras del enemigo. Suspenso, excelentes actuaciones (Mark Rylance ganó un Oscar como mejor actor secundario por su rol como el espía soviético) e increíble dirección de fotografía, en la última gran película de Steven Spielberg, quien además contó con el beneficio de un ajustado guión de los hermanos Coen.

espías

1- TINKER, TAILOR, SOLDIER SPY (2011)

Tomas Alfredson, recién llegado a Hollywood después de su celebrada Let The Right One In, entró por la puerta grande con esta nueva adaptación de la novela de John Le Carré (que a la vez ya contaba con una larga y reconocida serie producida por la BBC allá por el año 79). La intrincada trama comprende las andanzas del agente británico George Smiley, interpretado maravillosamente por el impecable Gary Oldman. Puede que se trate de la última gran película de espionaje.

espías

Comparte
0

Comments

comments